Crítica – Monitoreo fallido

Miguel Pallares |

Realicé una entrevista y un día después me buscaron para saber la fecha de publicación. Al final me pidieron un peculiar favor.

Es normal que los especialistas en relaciones públicas no tengan tiempo para hacer un monitoreo diario de las noticias publicadas en los medios de comunicación. Lo entiendo y comprendo. Incluso a los periodistas no nos da tiempo de revisar toda la información generada en todos los medios y muchas veces sólo leemos a la competencia y damos seguimiento a ciertos temas clave para nuestra fuente.

En esta historia, el problema fue un detalle.

La compañera de la agencia de relaciones públicas, que coordinó la entrevista, me dijo que le interesaba mucho mi publicación, pero después me pidió que le avisara cuando saliera publicada la noticia. Su petición no es un problema en sí misma, pero conlleva distintos mensajes implícitos que quisiera detallar:

1.- El hecho de pedirle a un periodista que te avise de su publicación, muestra de manera indirecta que no revisas o das seguimiento a su medio, a su trabajo, y tampoco das seguimiento a sus redes o espacios donde publica su información. En realidad, se puede inferir que sólo buscas una publicación sin interesante otra cosa.

2.- El hecho de pedir que te avisen de una publicación muestra también que no tienes un monitoreo de medios adecuado, incluso no tienes la seriedad o profesionalismo para dar seguimiento a las noticias tanto positivas como negativas de tu empresa, lo cual debería ser parte de tu “core” y gran parte de tu responsabilidad como experto en comunicación.

3.- El hecho de pedirle a un periodista que te avise de su publicación representa una forma de delegar parte de tu trabajo.

4.- Otra implicación indirecta es pensar que el periodista tiene menos trabajo que tú como para tener en el radar esta misión.

En mi experiencia, conozco asesores en relaciones públicas que hacen un monitoreo madrugador de distintos medios, incluso contratan empresas para realizarlo.

El monitoreo es clave sobre todo en momentos de crisis. El tiempo de reacción cuando se publica una noticia negativa se vuelve fundamental y cada segundo de retraso en tu reacción puede costarte clientes.

Esto es lo que te dice un periodista, que no te dice un publicista.

Miguel Pallares, periodista de negocios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s